Perimenopausia y Ansiedad

Perimenopausia y Ansiedad
0
()

Ahora que ya sabes que muchos de los síntomas que estás sufriendo es porque estás en una etapa diferente de tu vida, hoy quiero hablarte de uno de los problemas más comunes: Perimenopausia y Ansiedad van, normalmente, de la mano.

Muchas mujeres experimentan una variedad de síntomas a medida que sus hormonas van cambiando durante los meses o años previos a la menopausia. 

La menopausia es un punto en el tiempo, pero la perimenopausia ( derivada del término griego peri, «alrededor» o «cerca» de la menopausia) es un estado de transición por el que debemos pasar todas con más o menos síntomas…

La perimenopausia varía mucho de una mujer a otra. La duración promedio es de tres a cuatro años, aunque puede durar solo unos meses o extenderse hasta una década. 

Pero hay mujeres (entre las que me incluyo) que se sienten golpeadas por una sensación angustiante de no poder con todo. El impacto psicológico que la Perimenopausia puede causar llega a veces a ser insondable y alterar la vida. Una situación que empeora por la falta de conocimiento y sentimientos de aislamiento. ¡Así que hablemos abiertamente de este tema!

Perimenopausia y Ansiedad van de la mano

Es muy posible que, de repente, y sin venir a cuento, sientas un nerviosismo intenso, ataques de ansiedad o incluso ataques de pánico.

Perimenopausia y Ansiedad

La Ansiedad en la Perimenopausia y en la Menopausia es muy común. Y, a menudo, es de lo más inesperada. Esta puede ser una experiencia completamente nueva para ti, o si, anteriormente ya habías sufrido algún caso de ansiedad, o depresión, puedes incluso sentir esta sensación mucho más fuerte.

Por regla general, las mujeres tendemos a sufrir más ansiedad que los hombres. Y, durante la Perimenopausia y la Menopausia, se agrava con frecuencia al cambiar los niveles hormonales. Muchas mujeres encuentran que estos síntomas van y vienen sin saber por qué. Pero todo tiene una explicación…

La fluctuación de los niveles de estrógenos y de otra hormona clave, la progesterona, en el cuerpo puede causar sentimientos de ansiedad o depresión. 

Las mujeres que han sido propensas a la ansiedad en el pasado o que tuvieron en su momento depresión posparto, por regla general, tienen más probabilidades de tener un trastorno de ansiedad o depresión durante la Perimenopausia. 

Conócete mejor:  Dolor de Pechos en la Perimenopausia

Un ataque de ansiedad o de pánico puede ser difícil de identificar porque algunos síntomas, como la sudoración y las palpitaciones, reflejan problemas que muchas mujeres experimentamos durante la Perimenopausia y la Menopausia. 

Cómo detectar un ataque de ansiedad o de pánico

Los síntomas pueden variar de una mujer a otra. Pero se considera que se ha producido un ataque de ansiedad cuando se dan entre cuatro o más de estos síntomas:

  • Palpitaciones o elevación de la frecuencia cardiaca (taquicardia).
  • Sensación de ahogarse (necesitas realizar una respiración rápida).
  • Sensación de presión en el pecho.
  • Miedo o pánico. Literalmente, sentir que te vas a morir.
  • Mucho sudor o escalofríos.
  • Temblores.
  • Náuseas o molestias abdominales.
  • Mareos o desmayo.
  • Sensación de irrealidad.
  • Sensación de entumecimiento u hormigueo de las manos especialmente.

¿Sabías que hasta el 51% de las mujeres de 40 a 55 años informan a sus médicos de que sufren de tensión, nerviosismo o irritabilidad ocasionales y el 25% informa irritabilidad o nerviosismo frecuentes?

Así que como puedes comprobar no eres la única que estás pasando por este problema al que entre todas vamos a intentar buscar algunas soluciones.

Qué debes hacer ante una crisis de ansiedad

Lo normal es que la primera vez que te suceda, si no reconoces los síntomas, pidas que te lleven a urgencias porque llegues a creer que te está dando un infarto.

Pero cuando ya te ha pasado en más de una ocasión, es posible llegarlo a controlar. Lo primero que debes hacer es mantener la calma, no te dejes llevar por el miedo y tratar de normalizar la respiración. Inspira por la nariz y expira por la boca de forma rítmica y cada vez más pausada. Tómate el pulso mientras realizas este proceso. Así poco a poco irás comprobando que todo se va normalizando.

Te dejo unos cuantos de vídeos que a mí me han sido de gran ayuda. Tanto, que ya no espero a que me dé un ataque de ansiedad. Procuro realizar cada vez que tengo un huequito, ejercicios de respiración para aliviar el estrés diario.

https://www.youtube.com/watch?v=fEtg__Wkx5s

https://www.youtube.com/watch?v=tA2kT8eSjtg

E incluso, si quieres estar preparada ante cualquier imprevisto, existen aplicaciones que te puedes descargar en el móvil para ayudarte. Te dejo algunas, pero en internet hay muchas que te vendrán muy bien.

Conócete mejor:  Cómo afecta el Deseo Sexual en la Perimenopausia y Menopausia

https://psicoreg.com/

https://www.calm.com/

https://www.happify.com/

En cualquiera de los casos es de suma importancia que consultes a tu médico para tratar de identificar qué ha motivado la crisis de ansiedad. Es posible que ya existiera algún trastorno psicológico anterior.

Tratamientos naturales para calmar los ataques de ansiedad

En este caso, te estoy hablando de esa sensación de opresión en el pecho, de no poder respirar, etc, no me refiero a la ansiedad por comer. Ese es otro tema que desgranaré más adelante. Hoy voy a darte algunos tratamientos naturales que te pueden ayudar. Pero te recuerdo que no se deben sustituir por los medicamentos que te haya recetado tu doctor, el cual siempre tiene la última palabra.

1 . Infusión de Valeriana – La valeriana proviene de Europa y Asia. Se ha usado durante muchos años para calmar los nervios. Se cree que la raíz de la valeriana tiene una influencia positiva en el neurotransmisor GABA del cerebro.

Este es el principal neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso. Es decir, es capaz de inhibir la actividad de las neuronas cerebrales. Por lo que ayuda a la relajación y reduce los niveles de estrés.

Si no te gustan las infusiones, puedes tomar un complemento de Valeriana en pastillas o cápsulas.

2 . Raíz de Regaliz – ( si no tienes la tensión alta).En casa, y en el bolso, siempre tengo regaliz (las típicas pastillitas de Juanola) porque es un corticoide natural, y cuando noto que me puede dar un ataque de asma, antes de optar por el Ventolín, pruebo a tomar un poco. La cortisona también ayuda al organismo a manejar situaciones de mucho estrés. La raíz del regaliz calma la mente.

3 . Kava – Se trata de una subespecie de la menta. Es muy buena para calmar el nerviosismo y reducir la ansiedad. También se utiliza contra el insomnio.

4 . Tila – En mi casa nunca falta. Porque es una de las infusiones más usadas para controlar la ansiedad. No es tan fuerte como la valeriana, pero también es muy eficaz.

5 . Lúpulo – Esta planta tiene un efecto positivo sobre el sistema nervioso. Es muy famosa por ser muy eficaz en casos de ansiedad, nerviosismo, estrés, e insomnio. Yo, en la actualidad tomo una cápsula de Climafort por las mañanas, que lleva lúpulo.

Alimentos que te ayudan a controlar la ansiedad

Perimenopausia y Ansiedad

Si buscas más soluciones no hormonales para tratar este síntoma, debes saber que una deficiencia de magnesio podría ser una parte muy real de tu problema.

Conócete mejor:  Menopausia y Ojos Secos, ¿existe un vínculo?

Si una deficiencia de magnesio es un factor que contribuye a la ansiedad y los ataques de pánico en la perimenopausia, ¡cambiar nuestra dieta es muy importante!

Las mujeres en la perimenopausia a menudo también podemos sufrir fatiga suprarrenal. La fatiga suprarrenal provoca altos niveles de cortisol y adrenalina en el organismo, y agotan el nivel de magnesio que hay en el cuerpo.

La mejor forma de ayudar a nuestro organismo a aumentar el magnesio es ingerir alimentos que sean ricos y ricos en minerales. Y te aseguro que existen muchos, muchos alimentos que pueden ser fuente de magnesio.

  • Alimentos de color verde oscuro – Como las espinacas o las acelgas, entre otras. Si eres una amante de los batidos verdes, no hay  nada  más fácil que tirar un puñado de estos alimentos en la batidora por la mañana o en cualquier momento del día.
  • Nueces y semillas : 1/2 taza de semillas de calabaza crudas pueden proporcionar el 100% de las necesidades diarias de magnesio. ¿Y que es más fácil? ¡Puedes ponerlos en casi cualquier cosa que comas, o simplemente toma un puñado durante el día y listo.
  • Pescado – Una manera fácil y sabrosa de incorporar magnesio en tu dieta. El salmón, el halibut y la caballa son excelentes fuentes. Pero, ¡el atún enlatado también te servirá!
  • Legumbres – Son excelentes fuentes de magnesio.
  • Aguacate – El 15% de las necesidades diarias recomendadas de magnesio se pueden encontrar en esta fruta deliciosa y deliciosa.
  • Fruta – Plátanos, fresas, toronjas e incluso higos…
  • Arroz integral – Junto con otra buena fuente de magnesio, como son las legumbres, te brinda una comida completa con alto contenido de magnesio. 
  • Chocolate Negro – Asegúrate de que contenga al menos un 75% de cacao negro.

Webgrafía

Perimenopausia y Ansiedad

¿Te ha gustado este artículo?

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

21 pensamientos sobre “Perimenopausia y Ansiedad”

  1. Pingback: Sofocos en la Menopausia y en la Perimenopausia

  2. Pingback: Insomnio en la Perimenopausia y en la Menopausia

  3. Pingback: Depresión en la Perimenopausia

  4. Pingback: Caída del Cabello en la Perimenopausia

  5. Monchy Oubiña Falcón

    Gracias por la información, yo siempre tuve problemas de ansiedad y probé todos los productos que nombras ahí y la verdad van bien, lo que no sabía era que la raíz de regaliz era un corticoide natural.
    Me encantó el post muchísimo.

    1. Monchy guapa gracias a ti 🙂 Sí que lo es, lo único es que sube la presión sanguínea, por lo que debes tener cuidado en ese sentido… 🙂

  6. Pingback: Cómo afecta en el Deseo Sexual en la Perimenopausia

  7. Pingback: ¿Es bueno tomar Maca durante la Perimenopausia?

  8. Pingback: A qué se debe la Pérdida de Peso en la Menopausia

  9. Pingback: Piel Seca en la Perimenopausia: una gran conexión hormonal

  10. Pingback: Pérdida de Memoria en la Perimenopausia y en la Menopausia

  11. Pingback: Cambios de Humor en la Perimenopausia y en la Menopausia

  12. Pingback: Sequedad Vaginal en la Perimenopausia y la Menopausia

  13. Pingback: Diferencias entre Premenopausia, Perimenopausia y Menopausia

  14. Pingback: Problemas Cardiovasculares en la Menopausia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *