Caída del Cabello en la Perimenopausia

Caída del Cabello en la Perimenopausia
5
(2)

Para muchas mujeres, nuestro cabello es una parte de nuestro cuerpo muy importante; lo cortamos, le damos estilo y escogemos cómo usarlo. Se trata de una expresión de nosotras mismos, que muestra nuestra personalidad y nuestra imagen. Por lo que la Caída del Cabello en la Perimenopausia puede que nos haga sentir menos femeninas, menos atractivas y este proceso puede llegar a afectar seriamente nuestra autoestima.

La edad promedio de la Menopausia suele ser sobre los cincuenta años. Y durante la Perimenopausia somos muchas mujeres las que notamos un cambio en los patrones de crecimiento y desarrollo del cabello. 

Por qué se produce la Caída del Cabello en la Perimenopausia

Por regla general, el volumen y la cantidad del cabello suelen reducirse cuando entramos en la Perimenopausia. E incluso puedes notar que el cabello no crece tanto como antes. Compruebas que cuando te lavas tu melena o te peinas hay más pelos en el cepillo y en el lavabo que antes.

Caída del Cabello en la Perimenopausia

Es muy posible que experimentes una pérdida de cabello considerable, con una cantidad bastante inferior en la zona de la coronilla, frente y laterales y un adelgazamiento del cabello generalizado.  

Esto se describe como pérdida de cabello de patrón femenino (FPHL). Una pérdida completa de cabello, como suele pasarles a la mayoría de los hombres, es mucho más rara en las mujeres y generalmente es causada por una afección médica o por un tratamiento médico como puede ser la quimioterapia. Con esto quiero decir, que en la Perimenopausia puedes notar que se te cae más el cabello, que lo notas más fino, pero en un principio no debería llegar a más.

Las investigaciones han demostrado que la Caída del Cabello durante la Perimenopausia es el resultado de un desequilibrio hormonal. Específicamente, está relacionado con una producción reducida de los estrógenos y la progesterona. 

Estas hormonas ayudan a que el cabello crezca más rápido y permanezca en la cabeza durante períodos de tiempo más largos. 

Por lo tanto, cuando los niveles de estrógenos y progesterona disminuyen, el cabello crece más lentamente y se vuelve mucho más delgado. 

Una disminución en estas hormonas también desencadena un aumento en la producción de andrógenos, o un grupo de hormonas masculinas. Los andrógenos encogen los folículos pilosos, lo que produce la caída del cabello. Sin embargo, en algunos casos, estas hormonas pueden hacer que crezca más vello en la cara. Esta es la razón por la cual algunas mujeres Perimenopáusicas o Menopáusicas desarrollan “pelusa de melocotón” facial y pequeños brotes de vello en la barbilla.

Conócete mejor:  Exceso de Vello Facial en la Menopausia

También existen muchos otros factores que pueden contribuir a la Caída del Cabello en la Perimenopausia, como pueden ser:

  • Niveles extremadamente altos de estrés
  • Enfermedad
  • Falta de ciertos nutrientes. 

Lo primero que debes hacer es ir al médico para que te realice un análisis de sangre para diagnosticar esta caída y que puede ayudar a descartar otras causas, ya que también sería bueno realizarte una prueba de tiroides.

Qué hacer para evitar la Caída del Cabello en la Perimenopausia

Aunque sea un «problema» hormonal, sí que puedes cambiar algunos aspectos de tu vida para que esta pérdida de cabello sea menor.

Caída del Cabello en la Perimenopausia

1 . Reduce el estrés – Es importante mantener los niveles de estrés bajo control para evitar un desequilibrio hormonal. La producción reducida de estrógenos puede afectar a la química de tu cerebro y causar cambios de humor, ansiedad y depresión. Sin embargo, hacer yoga y otros métodos de relajación de la respiración son especialmente efectivos para combatir los síntomas de la Perimenopausia. 

2 . Haz ejercicio – Hacer ejercicio regularmente también puede ayudarte a reducir el estrés. Pero, recuerda, como te he contado en el anterior artículo sobre la fatiga en la Perimenopausia, si te notas muy cansada, es mejor realizar un ejercicio adaptado a tu situación para no agravar más la sensación de impotencia, de no poder con tu cuerpo, y eso, aumentaría el estrés. El ejercicio moderado es un componente clave de un estilo de vida saludable. Te sentirás más fuerte y más feliz una vez que lo incorpores a tu rutina diaria. También ayuda a prevenir algunos de los otros síntomas, como los cambios de humor, aumento de peso e insomnio. Todos estos factores son importantes para mantener el equilibrio hormonal, lo que promueve el crecimiento saludable del cabello.

Elija una forma de ejercicio que funcione para ti. Es posible que desees considerar dar un paseo con un amigo, apuntarte a un gimnasio o salir a correr. Todo depende de que cómo te encuentres, no te fuerces, haz lo que tu cuerpo te permita.

3 . Come bien – Tener una dieta equilibrada y baja en grasas es tu mejor defensa contra la caída del cabello. Asegúrate de incluir una cantidad adecuada de granos integrales, frutas y verduras en cada comida. También es importante incorporar aceites monosaturados, como el aceite de oliva y el aceite de sésamo. Beber té verde y tomar suplementos de vitamina B6 y ácido fólico también puede ayudar a restaurar el crecimiento del cabello. Los ácidos grasos esenciales también juegan un papel crucial en el mantenimiento de la salud del cabello. Estos ácidos grasos se pueden encontrar en los siguientes alimentos:

  • salmón
  • atún
  • aceite de linaza
  • nueces
  • Almendras

4 . Bebe agua – El organismo necesita estar hidratado para funcionar correctamente. Así que no olvides de beber agua, zumos naturales, infusiones, etc, durante todo el día. La cantidad de agua necesaria varía de persona a persona y depende de varios factores, incluida la salud general y la intensidad del ejercicio. Como regla general, sin embargo, debes tomar unos ocho vasos de agua al día.

Conócete mejor:  Nutrición de Precisión en la Menopausia gracias a 39ytú

5 . No abuses de plancha y secador – Para evitar que el cabello se estropee más, huye del secado artificial con calor. Las extensiones y otros métodos de peinado también pueden debilitar el cabello y causar su pérdida temprana. Si te tiñes, elige un producto lo menos perjudicial posible, y un color que se asemeje al tuyo. Los químicos artificiales que se encuentran en tintes y permanentes pueden comprometer la salud del cuero cabelludo y el cabello. Cuando te laves el cabello, usa siempre un acondicionador nutritivo para mantener el cuero cabelludo sano y promover el crecimiento saludable del cabello.

Si sueles ir a natación, asegúrate de usar un gorro de baño, porque el cloro puede contribuir a la rotura del cabello. Si el cabello está expuesto al sol o al viento por períodos prolongados, es importante que uses un sombrero para protegerlo del secado y la rotura.

6 . Habla con tu médico sobre los medicamentos que tomas – Algunos medicamentos tienen efectos secundarios que incluyen la caída del cabello. Habla con tu médico si estás notando una pérdida significativa de cabello y crees que algún medicamento podría ser la causa. No dejes de tomar tus medicamentos hasta que hayas hablado con tu médico, ya que esto podría ser peligroso para tu salud.

Cuándo debes hablar con un profesional de la salud

Debes consultar a tu médico siempre que lo necesites, pero especialmente si:

  • Estás perdiendo cabello en un patrón inusual.
  • Estás perdiendo cabello rápidamente o a una edad temprana (por ejemplo, en la adolescencia o a los veinte años)
  • Tienes dolor o picazón con la caída del cabello.
  • La piel del cuero cabelludo debajo del área afectada es roja, escamosa o anormal.
  • Tienes acné, vello facial o un ciclo menstrual anormal.
  • Tienes síntomas adicionales que te preocupan.

Productos que te ayudan a frenar la Caída del Cabello en la Perimenopausia

Existen productos y alimentos que te pueden ayudar a frenar la caída del cabello en esta etapa:

Caída del Cabello en la Perimenopausia

1 . Aumenta el consumo de lentejas – Si buscas un remedio lo más natural posible, elige las lentejas. Estas legumbres contienen una fuente importante de hierro. Un mineral que no solo es bueno para la anemia, sino que mejora la circulación y oxigenación de las células para garantizar un mejor desarrollo y salud de los folículos pilosos.

2 . Kerabione – Es una novedosa infusión de diversas hierbas que contienen vitaminas y minerales que ayudan a mejorar la salud y la apariencia del cabello y las uñas. Contiene cola de caballo, ortiga, cáñamo, linaza, flor de caléndula, vitaminas A, C, E, vitaminas B y varios minerales, incluyendo zinc y ácidos poliinsaturados (entre ellos omega 3), que no contienen ingredientes ni aromas artificiales.

Conócete mejor:  Efectos del Ácido Fólico en la Perimenopausia

3 . Pilexil – Esta marca tiene productos para todo tipo de mujeres. Hay cápsulas, sprays, champús, ampollas… Todos ellos funcionan bastante bien y tienen en su composición Minoxidil (un fármaco utilizado para tratar la alopecia.

4 . Aloe Vera – Esta planta contiene una enzima que promueve el crecimiento de nuevos cabellos y además, previene la caída.

5 . Ginseng – Estimula el crecimiento del cabello, mejora la circulación de la sangre y ayuda  a la captación de mayor oxígeno. Además, mejora los folículos pilosos y las células consiguiendo que el cabello no se caiga. También alivia el estrés físico y mental, lo cual suele causar la caída del cabello.

6 . Romero – Un estudio realizado en el año 2016 encontró que el romero afecta la circulación sanguínea y la salud de la piel.Por lo que puede ayudar a prevenir la caída y a mejorar la salud del cuero cabelludo y del cabello. Puedes usarlo directamente, realizando un masaje capilar o echando unas gotas a tu champú habitual o mascarilla/acondicionador.

7 . Hair Regenerator Serum Forte de Redenhair – Es un producto anti-caída que ayuda a aumentar la densidad del cabello mientras reduce su pérdida y estimula el crecimiento de nuevos cabellos. Su composición está hecha a base de principios activos que promueven el desarrollo capilar (3% Redensyl™, 3% Procapil™, 2% Capixil™, células madre de argán, y muchos otros más).

Existen unos tratamientos muy eficaces que se realizan exclusivamente en centros de estética, como son:

  • PRP (plasma rico en factores de crecimiento) – Estimula el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, colágeno y señales de crecimiento celular.
  • Mesoterapia capilar – Reactiva las funciones fisiológicas del folículo piloso, y en particular de la papila dérmica, revitalizándose la integridad del tejido tratado.
  • Ozonoterapia – Sirve para facilitar la llegada del oxígeno al folículo piloso.
  • Láser Luce LDE 100 – Mejora el riego a los folículos haciendo que se regenere el cabello débil y que frene la caída.
  • El reactivador DLM – Es un masaje que ayuda a activar la circulación de la sangre. Así se mantiene viva, se conduce mejor hasta el folículo capilar, este recibe los nutrientes y el oxígeno necesario, y el cabello nace con normalidad y crece con fuerza.

Webgrafía

Caída del Cabello en la Perimenopausia

¿Te ha gustado este artículo?

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

3 pensamientos sobre “Caída del Cabello en la Perimenopausia”

  1. Pingback: Uñas Quebradizas durante la Perimenopausia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *