Aumento de Peso durante la Perimenopausia

Aumento de Peso durante la Perimenopausia
3
(2)

El Aumento de Peso durante la Perimenopausia es más común de lo que piensas. Hay muchos factores en juego, incluidas las hormonas , el envejecimiento, el estilo de vida y la genética.

Sin embargo, esta etapa es altamente individual y varía de mujer a mujer. Hoy quiero explorar, junto a ti, por qué algunas mujeres aumentan de peso durante y después de la Menopausia.

Los cambios en las hormonas afectan al Aumento de Peso durante la Perimenopausia

Durante la Perimenopausia, los niveles de progesterona van disminuyendo lenta y constantemente. Sin embargo, los niveles de estrógeno pueden llegar a fluctuar mucho de un día para otro, e incluso en el mismo día.

Aumento de Peso durante la Perimenopausia

Durante la primera etapa de la Perimenopausia, los ovarios a menudo producen cantidades extremadamente altas de estrógenos. 

Más adelante, cuando los ciclos menstruales se vuelven más irregulares, los ovarios producen muy pocos estrógenos. Y producen aún menos durante la Menopausia.

Existen algunos estudios que sugieren que los niveles elevados de estrógenos pueden causar el aumento de grasa corporal. Desde la pubertad hasta la Perimenopausia, las mujeres solemos almacenar cierta cantidad de grasa en las caderas y muslos. Este tipo de grasa no aumenta mucho el riesgo de enfermedad.

Pero, durante la Menopausia, los niveles bajos de estrógenos hacen que se produzca un almacenamiento de grasa en la zona del abdomen, conocida como grasa visceral. Esta grasa se relaciona con la resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y otros problemas de salud.

Por qué aparece un Aumento de peso durante la Perimenopausia

Se estima que las mujeres ganamos entre uno y dos kilos de promedio durante la Perimenopausia. Pero hay quien gana mucho más peso. Por desgracia, esto también favorece a las mujeres que ya entraron en esta etapa con sobrepeso u obesidad.

Conócete mejor:  Problemas Digestivos en la Perimenopausia y en la Menopausia

El aumento de peso también puede ocurrir como parte del envejecimiento, independientemente de los cambios hormonales. Se suele ganar en grasa y se pierde masa muscular.

Aumento de Peso durante la Perimenopausia

Otro factor que contribuye al Aumento de peso en la Perimenopausia puede ser el aumento del apetito y la ingesta de calorías que se produce en respuesta a los cambios hormonales.

En un estudio, se encontró que los niveles de grelina («hormona del hambre«) eran significativamente más altos entre las mujeres perimenopáusicas, en comparación con las mujeres premenopáusicas y postmenopáusicas.

Los bajos niveles de estrógeno en las últimas etapas de la menopausia también pueden afectar la función de la leptina y el neuropéptido (hormonas que controlan la plenitud y el apetito).

Por lo tanto, las mujeres, en las últimas etapas de la Perimenopausia, que tienen niveles bajos de estrógenos pueden sentir que necesitan comer más y, por lo tanto, almacenan más grasa.

Los efectos de la progesterona sobre el peso durante la transición menopáusica no se ha estudiado tanto. Sin embargo, algunos investigadores creen que la combinación de los bajos niveles de estrógenos y progesterona podrían aumentar aún más el riesgo de obesidad.

Cómo prevenir el Aumento de peso durante la Perimenopausia

Está claro que el Aumento de Peso durante la Perimenopausia varía en función de las hormonas y depende de cada mujer. Pero sí que existen algunas cositas que podemos hacer para prevenirlo o, por lo menos, intentar no subir demasiado.

Aumento de Peso durante la Perimenopausia
  • Reduce los carbohidratos – Reduce la ingesta de hidratos de carbono con el fin de disminuir el aumento de grasa del vientre, que provoca algunos problemas metabólicos.
  • Añade fibra – Es muy importante que ingieras un elevado contenido en fibra. De este modo puedes llegar a mejorar la sensibilidad a la insulina. Yo suelo añadir a mis platos o bien semillas de lino o chía.
  • Haz ejercicio – Apuesta por un entrenamiento de fuerza para mejorar la musculatura.
  • Descansa y relájate – Trata de relajarte antes de acostarte y dormir lo suficiente, con el fin de mantener las hormonas y el apetito bajo control.
Conócete mejor:  Depresión en la Perimenopausia, la montaña rusa de las emociones

Si sigues estos pasos, incluso puede ser posible que pierdas peso durante este tiempo. Pero, cuidado con las dietas bajas en calorías ( que algunas os pensáis que por mataros de hambre lográis algo y es peor el remedio que la enfermedad).

La dietas que son muy bajas en calorías te ayudan a perder peso a corto plazo, eso está claro. Pero también pueden provocar un importante efecto negativo sobre tu masa muscular y la tasa metabólica que harán que ese peso se pueda llegar a mantener.

Además, la ingesta insuficiente de calorías y la disminución de la masa muscular pueden conducir a la pérdida ósea. Esto puede aumentar el riesgo de sufrir osteoporosis.

Lo ideal sería, que en lugar de reducir drásticamente las calorías, te fijes en el tamaño de las porciones que comes. Es decir, que si siempre te has comido un plato de lentejas bastante grandecito, pues es mejor que reduzcas la porción.

Es mejor que ingieras entre 5 y 6 comidas diarias pequeñas, a tres y con platos grandes. El comer en pequeñas cantidades, también te ayudará a estar saciada durante todo el día, y controlarás los niveles de insulina.

Adoptar un estilo de vida saludable que se pueda mantener a largo plazo puede ayudarte a preservar tu tasa metabólica y reducir la cantidad de masa muscular que se pierde con la edad.

RESUMEN: Necesitas reducir la ingesta de calorías para perder peso. Sin embargo, reducir demasiado las calorías aumenta la pérdida de masa muscular magra, lo que acelera la caída de la tasa metabólica que ocurre con la edad.

Suplementos alimenticios que ayudan a perder peso

También es cierto que hay mujeres a las que les cuesta más bajar de peso que a otras, para ello también existen unos suplementos que les pueden ayudar. Pero, como siempre os digo, antes de tomar nada, es mejor hablar con un médico para saber si se hace bien o no.

1 . Ymea vientre plano – Estas cápsulas contienen una exclusiva combinación de extractos de plantas naturales (Cayena, Té verde, Brote de Alcachofa y Cimicifuga), vitaminas (B6 y D3) y minerales. Ymea proporciona bienestar en la Peri menopausia gracias a que ayuda a aliviar los sofocos, las sudoraciones y los cambios de humor. Y por otro lado, ayuda a quemar la grasa y a aliviar la hinchazón abdominal.

Conócete mejor:  ¿Es bueno tomar Maca durante la Perimenopausia?

2 . Ymea silueta – Muy similar a la anterior pero con algunas diferencias. Contiene Cimicifuga Racemosa que actúa contra los síntomas como los sofocos, las sudoraciones nocturnas y los cambios de humor. La vitamina B6 ayuda a regular la actividad hormonal y a disminuir el cansancio. La vitamina D3 ayuda a mantener los huesos y músculos saludables. El extracto de cayena contribuye a la pérdida de peso. El extracto de tallos de cereza favorece un equilibrio hídrico saludable. El Zinc estimula un buen metabolismo para ayudarte a mantener la silueta.

3 . Ashwagandha o Havasu – Ashwaghanda, Ashwanghanda o Ashwagandha es una de las hierbas más importantes en Ayurveda. Ayuda a respaldar las hormonas saludables y equilibradas a la vez que facilita los aumentos de energía y la pérdida de peso en la mujer. Es muy importante para un envejecimiento saludable. Muchas mujeres experimentan pérdida de peso, claridad mental y una mejor actitud al utilizarlo.

Igualmente te dejo algunos vídeos para que tomes nota:

Webgrafía

Aumento de Peso durante la Perimenopausia

¿Te ha gustado este artículo?

Promedio de puntuación 3 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

9 pensamientos sobre “Aumento de Peso durante la Perimenopausia”

  1. Pingback: Caída del Cabello en la Perimenopausia

  2. Pingback: A qué se debe la Pérdida de Peso en la Menopausia

  3. Pingback: Luchar contra la Grasa Abdominal en la Perimenopausia

  4. Pingback: Pérdida de Memoria en la Perimenopausia y en la Menopausia

  5. Pingback: Piel Seca en la Perimenopausia: una gran conexión hormonal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *