Alimentos Ricos en Fitoestrógenos

Alimentos Ricos en Fitoestrógenos
0
()

Los estrógenos son hormonas que promueven el desarrollo tanto sexual como reproductivo. Se encuentran tanto en las mujeres como en los hombres. Aunque por regla general se encuentran en unos niveles mucho más altos en el organismo femenino.

Pero durante la Perimenopausia y la Menopausia, los niveles de estrógenos en las mujeres disminuyen considerablemente. Cosa que puede provocar muchos síntomas de diferente índole como sofocos y sudores nocturnos, ansiedad, depresión, caída del cabello, etc. Por eso, muchas mujeres optan por tomar Alimentos Ricos en Fitoestrógenos, que son compuestos vegetales que pueden afectar de una manera muy parecida a los estrógenos que produce de forma natural el organismo.

Cómo afectan los Fitoestrógenos a la salud femenina

Los Fitoestrógenos se componen de una estructura química muy parecida a la de los estrógenos y pueden, incluso, imitar sus acciones hormonales.

Pero, no todos los Fitoestrógenos pueden funcionar del mismo modoSe ha demostrado que algunos de ellos tienen efectos estrogénicos, pero otros, en cambio, son antiestrogénicos.

Esto quiere decir que, aunque algunos fitoestrógenos tienen unos efectos muy parecidos a los de los estrógenos, otros pueden bloquear sus efectos y son capaces de disminuir los niveles naturales de estrógenos.

Como tienen unas acciones tan diferentes, es bueno conocer cuáles son los alimentos que contienen los fitoestrógenos que nos pueden ayudar en esta etapa.

Alimentos Ricos en Fitoestrógenos «buenos»

Semillas de lino

Alimentos Ricos en Fitoestrógenos

Estas pequeñas semillas de color dorado o marrón, han ganado muchos puntos gracias a sus muchos beneficios sobre la salud femenina.

Las semillas de lino son ricas en lignanos, unos compuestos químicos que funcionan como fitoestrógenos. Estas semillas contienen hasta 800 veces más lignanos que otros alimentos vegetales.

Conócete mejor:  Bolas de Kegel y su importancia en la Menopausia

Los fitoestrógenos que se encuentran en las semillas de lino, según diferentes estudios, desempeñan una función muy importante en la disminución del riesgo de sufrir cáncer de mama, sobretodo en mujeres que ya están en la postmenopausia.

Soja

Este alimento está siendo muy controvertido en la actualidad. Muchos médicos recomiendan las isoflavonas de soja (soya) durante la Perimenopausia, pero otros no. Como ya os he hablado de sus pros y contras en este artículo, no voy a entrar de nuevo a debate.

A parte de ser rica en proteínas, también tiene muchas vitaminas y minerales.

Las isoflavonas de soja pueden producir una actividad similar a los estrógenos en el cuerpo al emular los efectos de los estrógenos naturales. Pero, dependiendo de cada organismo, pueden aumentar o disminuir los niveles de estrógenos en la sangre.

El efecto de las isoflavonas de soja en los niveles de estrógenos humanos es complejo. Se necesita más investigación antes de poder llegar a conclusiones más evidentes.

Frutas deshidratadas

Las frutas deshidratadas son ricas en nutrientes, y, además, son deliciosas y muy fáciles de disfrutar como aperitivo o añadidos en ensaladas u otro tipo de platos. También son una gran fuente de diferentes fitoestrógenos.

Los dátiles, las ciruelas pasas o los albaricoques son algunas de las fuentes de frutas deshidratadas con más cantidad de fitoestrógenos. Además, contienen mucha fibra y otros nutrientes importantes, por lo que las convierte en un «picoteo» saludable.

Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo son muy usadas para hacer panes de diferentes tipos. Tienen mucha fibra y también se añaden en muchos platos asiáticos porque tienen un agradable sabor a nuez.

También son muy ricas en fitoestrógenos, entre otros nutrientes importantes. Un estudio ha demostrado que la ingesta de semillas de sésamo afecta a los niveles de estrógenos en las mujeres que han llegado a la postmenopausia.

En concreto, las mujeres que participaron en este estudio consumieron 50 gramos de polvo de semillas de sésamo al día durante 5 semanas. Después se comprobó el aumento de la actividad de los estrógenos y también una mejora en los niveles de colesterol en sangre.

Conócete mejor:  Retención de Líquidos en la Menopausia

Ajo

El ajo es un ingredientes que no suele faltar en ninguna cocina porque añade un sabor y un aroma un tanto picante y original a los platos. Pero no solo es famoso por sus propiedades culinarias, sino porque es muy saludable.

Aunque los estudios sobre los efectos del ajo en humanos son limitados, diferentes estudios en animales han demostrado que puede influir en los niveles de estrógeno en la sangre (Fuente confiableFuente confiableFuente confiable)

Existe también un estudio en el que participaron mujeres en la postmenopausia que demostró que los suplementos de aceite de ajo ofrecen un efecto protector contra la pérdida de materia ósea relacionada con la carencia de estrógenos, aunque todavía se necesita más investigación.

Además, un estudio de un mes en el que participaron mujeres posmenopáusicas demostró que los suplementos de aceite de ajo pueden ofrecer efectos protectores contra la pérdida ósea relacionada con la deficiencia de estrógenos, aunque se necesita más investigación.

Alimentos Ricos en Fitoestrógenos

Melocotones

Los melocotones (duraznos) son una fruta dulce y jugosa que está llena de vitaminas y minerales. Pero, los melocotones también son ricos en fitoestrógenos, llamados lignanos.

Frutas del bosque (bayas)

Las frutas del bosque (moras, frambuesas, arándanos, etc, tienen muchísimos beneficios para la salud. Porque son muy ricas en vitaminas, minerales, fibra y diferentes compuestos vegetales, como son los fitoestrógenos.

Las fresas, arándanos y las frambuesas son muy ricas en fitoestrógenos.

Salvado de trigo

El salvado de trigo contiene mucha fibra y es un fuente de fitoestrógenos, sobretodo de lignanos.

Vegetales crucíferos

Alimentos Ricos en Fitoestrógenos

Hace pocos días os he hablado de las propiedades de la clorofila. Pues bien, las verduras crucíferas tienen muchos nutrientes, y no solo las de color verde.

La coliflor, el brócoli, las coles de Bruselas y el repollo son vegetales crucíferos ricos en fitoestrógenos.

La coliflor y el brócoli contienen secoisolariciresinol, un tipo de fitoestrógeno lignano.

Las coles de Bruselas y la col son ricas en coumestrol, otro tipo de fitonutriente que se ha demostrado que tiene actividad estrogénica.

Conócete mejor:  Fatiga en la Perimenopausia, ¿por qué me siento tan cansada?

¿Son peligrosos o beneficiosos los fitoestrógenos?

Hay un debate abierto, al igual que sucede con la soja o soya. Con moderación no debería haber ningún problema, ya que sus beneficios superan los riesgos. Pero existen algunas complicaciones asociadas con una alta ingesta de fitoestrógenos. Pero no hay unas conclusiones firmes.

Lo ideal es que, si vas a aumentar la ingesta de alimentos ricos en fitoestrógenos, se lo consultes a tu médico para que te pueda aconsejar.

Recuperar Masa Muscular en la Menopausia

¿Te ha gustado este artículo?

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *