Infecciones de Orina en la Menopausia

Cómo Combatir el Estreñimiento en la Menopausia
0
()

Ya te he hablado de las pérdidas de orina durante esta etapa, pero las Infecciones de Orina en la Menopausia y en la Perimenopausia suelen ser muy frecuentes.

Una de las causas principales suele ser la atrofia urogenital, que no es más que el deterioro del tracto urinario y la vagina.

Estos cambios tienen lugar por diferente motivos que hoy voy a tratar de informarte.

Qué causa las Infecciones de Orina en la Menopausia

Durante la Perimenopausia va bajando la cantidad de estrógenos, y esto conlleva a la reducción de la capacidad del sistema urinario para controlar la micción. Al llegar a la Menopausia, puedes notar diferentes problemas en la zona pélvica como la incontinencia, la sequedad, los picores y el aumento de las Infecciones de Orina.

La falta de estrógeno debilita la vejiga (que retiene la orina) y la uretra, el tubo que lleva la orina fuera del cuerpo, comprometiendo su capacidad para controlar las funciones urinarias. La reducción del estrógeno también altera la acidez de la vulva y la vagina, lo que puede hacer que el área sea más propensa a la infección por bacterias o sobrecrecimiento de levadura.

El problema de las infecciones de orina en la Menopausia también puede ser causado por el prolapso de los órganos pélvicos. Es decir, para que me entiendas mejor, esto sucede cuando uno o más órganos de la zona pélvica bajan hacia la vagina.

Esto puede suceder después del parto. El estrés del parto puede dañar los músculos del suelo pélvico, lo que también conlleva frecuentes problemas urinarios. Los síntomas de la atrofia urinaria ya os los he explicado. Por lo que me voy a centrar en los que se sufren con la atrofia vaginal:

Infecciones de Orina en la Menopausia

Cómo prevenir las Infecciones de Orina en la Menopausia

La cistitis es una infección del tracto urinario frecuente en las mujeres. Normalmente suele existir una causa común: el paso de las bacterias a la vejiga y su posterior adhesión a las paredes del tracto urinario

Conócete mejor:  Cómo afecta el Deseo Sexual en la Perimenopausia y Menopausia

Durante la Perimenopausia y la Menopausia somos más vulnerables a sufrir cistitis por el déficit de estrógenos que hace que la vagina se encuentre menos protegida ante la posible entrada de agentes patógenos.

Otro problema añadido es que el pH de la vagina varía y se produce un desequilibrio de la flora vaginal. Y eso también puede propiciar la colonización de bacterias.

Para evitar que las infecciones de orina en la Menopausia interfieran en tu calidad de vida, lo mejor es que tomes una serie de medidas de prevención.

1 . Orinar antes y después de las relaciones sexuales.

2 . Usar lubricantes para evitar la sequedad vaginal (también durante las relaciones sexuales, así evitarás la irritación).

3 . Vaciar por completo la vejiga al orinar.

4. Al orinar, limpiarse de delante hacia atrás.

5 . Beber mucha cantidad de agua ( Unos 2 litros diarios).

6 . Seguir una dieta rica en verduras y frutas.

7 . Evitar las comidas especiadas y ácidas.

8. Ayuda mucho realizar ejercicios para mejorar el suelo pélvico.

9 . Cuidado con el uso del diafragma. Este dispositivo suele ejercer presión sobre la uretra y dificulta el vaciado completo de la vejiga. El uso del diafragma se asocia a una mayor frecuencia de infección.

10 . Usar salvaslips y compresas de algodón (sean desechables o no).

11 . Evita en la medida de lo posible el uso de prendas ajustadas y tejidos sintéticos. Porque no dejan transpirar adecuadamente y fomentan la humedad y temperatura de la zona perianal.

Tratamientos Naturales

Yo soy muy propensa a sufrir infecciones de orina porque tengo cálculos renales. La uróloga me recomendó que para prevenir y para tomar cuando tuviera una infección y que no fuera a más, tomara cápsulas de arándanos rojos. En concreto una cápsula cada noche después de orinar por última vez antes de irme a dormir.

El arándano rojo (cranberry) contiene una sustancia (proantocianidinas del tipo A) que ayudan a minimizar la actividad de la bacteria Escherichia coli (que es la que más suele provocar las cistitis). Como los arándanos impiden que las bacterias se peguen a las paredes del tracto urinario, las infecciones recurrentes suelen ir a menos.

Conócete mejor:  Insomnio en la Perimenopausia y en la Menopausia

Yo, en cuanto noto que comienzo a sentir un poco de picor, comienzo con mis cápsulas de arándanos rojos (que siempre tengo en mi mesita de noche) y he notado un gran alivio. Y a eso añado que llevo un año usando salvaslips diarios desechables de algodón.

Webgrafía

Infecciones de Orina en la Menopausia

¿Te ha gustado este artículo?

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *