Suelo Pélvico en la Menopausia

Suelo Pélvico en la Menopausia
0
()

Como ya sabes, tanto la Perimenopausia como la Menopausia son una época de cambios en la vida de la mujer. Y uno de las muchas variaciones que puedes notar es la dificultad para controlar tu vejiga (algo de lo que ya te hablé en el artículo «Pérdidas de orina en la Menopausia«) o incluso tus intestinos (Cómo combatir el estreñimiento en la Menopausia). Y muy comúnmente se da el caso de tener la sensación de ir constantemente al baño, o una urgencia extrema y no llegar a tiempo. Todos estos síntomas tienen mucho que ver con el estado de tu Suelo Pélvico en la Menopausia.

Al comienzo de la Perimenopausia, o incluso tras los partos, los músculos del suelo pélvico, al igual que el resto de los demás músculos se van debilitando. Pero, esta zona es muy importante porque esos músculos sostienen todos los órganos pélvicos que se dividen en tres zonas: anterior (vejiga y uretra), medio (útero y vagina, próstata y vesículas seminales) y posterior (recto, conducto anal y aparato esfinteriano).

Y si estos músculos se debilitan puedes notar problemas en el Suelo Pélvico en la Menopausia o incluso mucho antes. Hoy te voy a intentar ayudar a prevenir y a mejorar algunos síntomas.

La importancia del buen estado del Suelo Pélvico en la Menopausia

Suelo Pélvico en la Menopausia 1

La función cada vez más reducida de los músculos del suelo pélvico en el momento de la Menopausia puede deberse a infinidad de factores como:

  • una vejiga menos elástica
  • trauma anal resultante del parto
  • condiciones crónicas como diabetes o asma que pueden causar problemas de control de la vejiga o del intestino
  • Sobrepeso

Muchos estudios han demostrado que las mujeres tenemos un mayor riesgo de disfunción del suelo pélvico, incontinencia urinaria de esfuerzo, prolapso e incontinencia fecal

Conócete mejor:  Cambios de Humor en la Perimenopausia

Generalmente, la masa muscular se va perdiendo con el paso de los años. En promedio, la fuerza del músculo esquelético alcanza su punto máximo a los 20-30 años y se deteriora en un 5% por década. Los músculos del suelo pélvico no son inmunes a este proceso de envejecimiento. 

Síntomas de problemas del Suelo Pélvico en la Menopausia

Prolapso de órganos pélvicos 

El 50% de las mujeres mayores de 50 años experimentan un cambio en la posición de la vejiga, el cuello uterino / útero y / o el recto en la pelvis. Cuando cualquiera de estos órganos va hacia abajo, esto crea presión, pesadez o protuberancia en la abertura vaginal, o dificultad para orinar o defecar. El prolapso es más común en mujeres que sufrieron desgarro muscular durante el parto, sin importar cuánto tiempo ocurrió.

Incontinencia urinaria 

1 de cada 3 mujeres experimenta pérdidas de orina al estornudar, toser, reír, hacer ejercicio, oír correr agua o ir al baño. Aquí no me extiendo porque todo te lo expliqué en el artículo: Pérdidas de Orina en la Menopausia.

Síndrome genitourinario 

Este término describe los cambios genitales, urinarios y sexuales relacionados con la disminución de estrógenos. Aquí se incluyen:

Dolores en la Perimenopausia ¿qué relación existe?

Dispareunia (dolor con el sexo) : 1 de cada 5 mujeres experimenta dolor durante el coito y / o la actividad sexual. El dolor puede ocurrir debido a problemas musculares, afecciones de la piel o sequedad, irritación o sensibilidad del tejido vulvar / vaginal. Además, el dolor puede ocurrir junto o por separado de una líbido baja.

Irritación uretral : incluye dolor en el área vulvar, dolor al orinar, infecciones frecuentes del tracto urinario y / o mayor urgencia de orinar

Incontinencia fecal : 1 de cada 5 mujeres mayores de 40 años experimenta pérdida de heces (desde mancharse la ropa interior hasta pérdida total) que puede ocurrir con una fuerte necesidad de ir, después de defecar o con actividad (caminar, cambiar de posición, levantar objetos, etc.) .

Estreñimiento : cuando las evacuaciones intestinales ocurren menos de cada 2 o 3 días y / o tienes la sensación de vaciamiento incompleto, la necesidad de esforzarse / empujar o defecar que es duro, voluminoso o como gránulos. El estreñimiento a menudo exacerba los problemas enumerados anteriormente debido a la presión que ejercemos a través del sistema pélvico.

Conócete mejor:  Beneficios de la Pasiflora en la Menopausia

Por eso, los ejercicios de los músculos del suelo pélvico son muy importantes durante este período de la vida de una mujer y pueden ser beneficiosos si se realizan correctamente.

Te dejo un vídeo que me ha ayudado mucho, de Mireia Grossmann ( lo interesante aparece sobre el minuto 41) sobre el suelo pélvico, y al final deja unos sencillos ejercicios que podemos hacer cada día.

También te dejo este otro vídeo que me está sirviendo de gran ayuda para intentar paliar los problemas que, personalmente, me causa el estreñimiento:

Y en este vídeo te explican algunos de los errores más comunes que solemos tener:

Y en este otro vídeo nos hablan sobre los síntomas del prolapso:

¿Te ha gustado este artículo?

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.