Cómo Aliviar los Picores en la Menopausia

Cómo Aliviar los Picores en la Menopausia
0
()

Los cambios hormonales durante la perimenopausia y la menopausia pueden causar una variedad de problemas en la piel. Muchas de vosotras me habéis preguntado Cómo Aliviar los Picores en la Menopausia. Debéis tener claro, que esta picazón se debe al papel tan importante que desempeñan los estrógenos en la salud de la piel.

Hoy voy a intentar explicarte las posibles causas de la picazón o prurito que sufres durante la perimenopausia y la menopausia. Voy a darte también información para tratar estos síntomas.

¿La Menopausia puede causar Picazón?

Durante la Perimenopausia y la Menopausia, los niveles de estrógenos bajan. Esta hormona es muy importante para la salud de la piel. Ya que ayuda a la piel a mantener la humedad porque estimula la producción de grasa natural y de colágeno ( el colágeno es una proteína que ayuda a mantener la fuerza y la elasticidad de la piel).

Al disminuir los aceites naturales de la piel y el colágeno, la piel tiende a estar más seca y más fina como os he contado en esta entrada. Y esto puede ocasionar que sientas picor.

Tipos de Picores en la Menopausia

Hay diferentes tipos de comezón que puedes experimentar durante la perimenopausia y la menopausia hasta que las hormonas se estabilicen.

Picazón en la piel

Como la piel se vuelve más seca y pierde su elasticidad durante esta etapa, puedes ser mucho más sensible a ciertos productos como los jabones, que pueden irritar la piel causando inflamación y picor en la piel.

Piel Seca en la Perimenopausia: una gran conexión hormonal

Algunas de las mujeres con las que hablo me comentan que sienten hormigueo, pinchazos e incluso que se les adormecen ciertas extremidades.

Aquí quiero hacer un inciso, aunque más adelante ampliaré la información. Esto se llama Parestesia y suele asociarse mucho al «síndrome de piernas inquietas» que suele aparecer mucho en la menopausia tardía (sobre los 60 años). Este síndrome hace que te tengas que levantar y moverte para que esas molestias desaparezcan.

La parestesia suele estar asociada con frecuencia a síntomas vasomotores. Y suele sobrevenir porque estás nerviosa, tienes ansiedad, tendencia a la depresión, o disminuye la capacidad de concentración.

Conócete mejor:  Perimenopausia y Ansiedad

Hay mujeres que sienten un tipo raro de parestesia conocida como formicación o alucinación táctil durante la menopausia. Este síntoma provoca la sensación de «tener una especie de bichos que se arrastran por encima o debajo de la piel«. La formicación puede provocar mucha sensación de irritación y puede ser peor por las noches.

Y volviendo al característico picor, su intensidad puede variar de leve a severa. Hay casos más serios, en los que el prurito puede causar insomnio y problemas en el día a día. Otros cambios en la piel que pueden ir de la mano de esos picores son:

  • Piel seca
  • Erupción cutánea
  • Piel enrojecida
  • Pequeños bultos en la superficie de la piel.

Si notas que el picor altera tu vida, lo ideal es que acudas al médico cuanto antes para descartar otras patologías, como una infección fúngica o bacteriana…

Picor genital

El descenso de los niveles de estrógenos puede provocar problemas vaginales durante o después de la Menopausia.

Puedes notar picor con mayor frecuencia durante la Perimenopausia. este picor se conoce como «prurito vulvar«. Es un tipo de picor que se produce con más frecuencia si sufres de sequedad vaginal, otro síntoma del que ya te he hablado en este artículo.

Los niveles bajos de estrógenos pueden hacer que los tejidos vaginales se sequen o sean más finos de los normal. Cuando sucede, se provoca una atrofia vaginal o vaginitis atrófica. Esto puede ocasionar que la vagina o la vulva pique o duela. Incluso puede hacer que tus relaciones íntimas sean más dolorosas.

Hay otros factores que también pueden ocasionar prurito vaginal:

  • Irritación por jabones
  • Inflamación
  • Cáncer cervical vaginal o vulvar

Durante la posmenopausia existen más posibilidades de desarrollar ciertos tipos de cáncer. Por lo que deberías de acudir al médico inmediatamente si notas un flujo vaginal extraño o un sangrado vaginal después de la Menopausia.

Remedios caseros para combatir el prurito en la Menopausia

Muchos de los picores de piel que aparecen tanto en la perimenopausia como en la menopausia se pueden prevenir o tratar siguiendo un adecuado cuidado de la piel o cambiando la dieta y el estilo de vida en general.

Hoy voy a darte algunos remedios caseros que pueden aliviarte durante esta etapa:

Conócete mejor:  Formas de luchar contra la Grasa Abdominal en la Perimenopausia

Usa compresas frías

Prueba a aplicar una compresa fría y algo húmeda en las zonas donde tengas picor. Este método te puede ser útil especialmente por la noche, si el picor no te deja dormir bien.

Cómo Aliviar los Picores en la Menopausia

Toma un baño de avena

Un remedio muy bueno es un tomar un baño de avena coloidal puede ayudar a paliar el picor. Por si no has oído hablar nunca de la avena coloidal, se trata de una tipo de avena que se vende en forma de un polvo muy fino. Cuando se echa en el agua, se queda por encima del agua (no se disuelve en el líquido), permite que la piel pueda absorber con facilidad tanto la celulosa como la fibra que hay en la avena y que son buenísimas para suavizar y calmar la piel.

Utiliza la avena coloidal cuando te bañes, con agua tibia. No utilices nunca agua caliente porque empeora la picazón.

Hidrata de manera regular

Nunca olvides hidratar la piel después de la ducha o del baño, incluso puedes hacer dos veces al día, o cuando necesites. De este modo ayudarás a retener la humedad en la epidermis (capa externa de la piel).

Apuesta por una crema hidratante sin perfume, especial para piel seca y sensible. Existen humectantes naturales como pueden ser el gel de aloe vera, el aceite de coco o la manteca de karité, que son muy famosos por sus propiedades calmantes de la piel.

Yo suelo tener en el patio, siempre, una o dos plantas de aloe vera, y suelo usarla para hacer jabón casero, al que añado un chorro de miel que es buenísima también para humectar la piel.

El aceite de coco y la manteca de karité los alterno. La segunda no suele ser demasiado famosa, porque tiene un olor algo desagradable, como «rancio» y cuesta mucho de extender, pero es buenísima para hidratar la piel. Yo la utilizo cuando me ducho por la noche porque así el olor, por la mañana, ha desaparecido, y me sigue hidratando hasta 48 horas. El aceite de coco me dura menos, pero me gusta más porque se expande mucho mejor y tiene un aroma más agradable. Y, a parte de hidratar, tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas.

Pero, aunque lo he dicho en alguna ocasión, debes tener cuidado, porque la manteca de karité y el aceite de coco (especialmente la manteca) pueden taponar los poros y ser comedogénicos.

Conócete mejor:  Pérdidas de Orina en la Menopausia

Y si notas que ni por esas se pasa el picor de la piel, entonces acude al médico porque te puede recetar cremas con esteroides, antihistamínicos, etc, que mejoren este problema.

Cómo Prevenir los Picores

Puedes intentar prevenir que el problema de la picazón de la piel llegue con la perimenopausia y la menopausia, realizando algunas cambios en tus hábitos diarios.

Cómo Aliviar los Picores en la Menopausia
  • Evita baños o duchas calientes. Porque pueden eliminar de la piel sus aceites naturales. Utiliza agua tibia mejor.
  • Sécate después del baño . Pero no frotes la piel porque se puede irritar aún más. Intenta secar dando toquecitos suaves a la piel con una toalla suave.
  • Evita rascarte . Aunque es muy tentador, lo sé por experiencia, rascarte puede dañar la piel, sobretodo si está sensible o inflamada. 
  • Usa productos para la piel sin perfume . Los jabones perfumados y los perfumes contienen químicos agresivos para la piel. Es mejor que uses jabones y limpiadores sin perfume para piel seca y sensible.
  • Reduce el consumo de alcohol y tabaco. Estas sustancias resecan la piel y pueden causar envejecimiento prematuro.
  • Use telas suaves y sueltas . El algodón orgánico y la ropa holgada son tus grandes aliados. Porque tienen menos probabilidades de irritar la piel que las fibras sintéticas.
  • Evita la luz solar intensa . Los rayos UV del sol pueden irritar aún más la piel seca, con picazón o sensible. Así que, para tomar tu dosis de vitamina D diaria, utiliza protector solar adecuado para pieles sensibles.
  • Mantente hidratada . El agua es muy importante para mantener la piel sana y prevenir la falta de hidratación y elasticidad.

Los síntomas de la perimenopausia y la menopausia mejoran con el tiempo y generalmente no deberían continuar en los años posteriores.

Webgrafía

comparte

¿Te ha gustado este artículo?

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *