Beneficios de la Moringa en la Menopausia

Por qué se producen Mareos en la Perimenopausia
0
()

Si pasas cierto tiempo en las redes sociales, es muy posible que hayas notado que ha aparecido un nuevo superalimento. Me refiero a la Moringa, el último suplemento alimenticio natural del momento para aliviar ciertos síntomas de la Perimenopausia y la Menopausia.

Esta es una etapa crucial en la vida de todas las mujeres. Y aunque durante la Perimenopausia hay un sinfín de síntomas de los que os he ido hablando, puedes ayudarte a superarlos con la ayuda de los nutrientes adecuados. Por lo que hoy te voy a hablar de los beneficios de la Moringa en la Menopausia.

¿Qué es la Moringa?

La Moringa (Moringa oleifera) es un árbol tropical de lo más generoso. Conocida como Árbol de la Vida, todas sus partes son utilizadas en la India y en los trópicos para curar o prevenir diferentes enfermedades, como pueden ser el asma o los dolores articulares.

Pérdidas de Orina en la Menopausia

En España lo que se suele usar mucho, porque es más fácil de conseguir son sus hojas desecadas y el extracto. Mientras más cerca vivas de los trópicos, más posibilidades tendrás de utilizar sus diferentes partes como raíz, frutos, corteza, etc.

Yo suelo ser muy fiel y lo compro en mi herboristería de confianza Natursara en forma de cápsulas, muy prácticas a la hora de tomarlas o de preocuparme por la cantidad que debo ingerir.

He leído que en algunos países latinoamericanos, como Brasil, el uso de la Moringa está prohibido. Sin embargo, en otros países como México, por ejemplo, tiene su venta y uso permitidos. 

Este árbol medicinal contiene una elevada cantidad de vitaminas y de minerales que proporcionan un gran efecto antioxidante y antiinflamatorio.

Se usa mucho para disminuir la ansiedad, para ayudar en la pérdida de peso e incluso para controlar la glucosa en personas diabéticas.

Contenido alimenticio de la Moringa

Beneficios de la Moringa en la Menopausia

Las hojas de Moringa contienen un 25% de proteína y 9 aminoácidos esenciales. También son una estupenda fuente de hierro y fibra. ¡Pero eso no es todo! las hojas de moringa tienen también:

  • 7 veces más vitamina C que las naranjas.
  • 4 veces más vitamina A que las zanahorias.
  • 4 veces más calcio que la leche.
  • 3 veces más potasio que los plátanos.
Conócete mejor:  Pérdida de Memoria en la Perimenopausia

Como la mayoría de los superalimentos, las hojas de Moringa están repletas de antioxidantes. Tienen un valor ORAC de 157,000, ¡eso es 6 veces más que los antioxidantes que contienen las bayas de goji!

Un estudio de 2014 publicado en el «Journal of Food Science and Technology» descubrió que consumir 1½ cucharaditas de polvo de Moringa todos los días durante 3 meses aumentaba significativamente los niveles de antioxidantes en la sangre.

Propiedades de la Moringa

La Moringa tiene una buena cantidad de beneficios para la salud de la mujer durante la perimenopausia . Según algunos estudios puede ser útil para:  

Efectos del Ácido Fólico en la Perimenopausia
  • Combatir enfermedades respiratorias – Es eficaz para combatir procesos alérgicos respiratorios ya que ayuda a desinflamar las mucosas. También ayuda en procesos asmáticos que tienen síntomas diversos como rinitis, conjuntivitis, laringitis o bronquitis.
  • Previene la diabetes – Al tener propiedades que ayudan a regular el estrés oxidativo, la Moringa es capaz de reducir los niveles de azúcar en sangre.
  • Protege el corazón – Es capaz de evitar que el intestino absorba el colesterol malo y que se formen placas de grasa en las arterias. Por lo que reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en la menopausia. También regula la tensión arterial porque tiene un efecto vasodilatador.
  • Ayuda en dietas para perder peso – La Moringa contiene muchas fibras y proteínas que aumentan la sensación de saciedad. Muchas mujeres, durante la Perimenopausia, aumentamos de peso y nos desesperamos porque hagamos lo que hagamos los kilos aumentan, pues la Moringa puede ser una excelente ayuda.
  • Previene y combate la anemia – Las hojas de Moringa tienen muchísimo hierro por lo que ayuda al aumento de glóbulos rojos.
  • Aumenta las defensas – Contiene muchas sustancias antioxidantes que ayudan a mejorar el sistema inmunológico.
  • Tiene un efecto antiinflamatorio y analgésico – Es rica en isotiocianatos, quercetina y ácido clorogénicosustancias que ayudan a disminuir la inflamación. Esto hace que pueda aliviar los síntomas de del reuma, artrosis, artritis… Además, al ser rica en calcio de origen vegetal, se absorbe mejor por el cuerpo. El alto contenido de magnesio que contiene es muy importante para el hueso durante la Perimenopausia. 
  • Hidrata la piel – Al ser rica en vitaminas B1, B2, B3, B6, C, E y A ayuda a recuperar la piel e hidratarla.
  • Mejora la salud del sistema digestivo – Previene y trata úlceras del estómago, y ayuda a controlar el estreñimiento porque tiene mucha fibra.
  • Ayuda a mejorar las hemorroides – Las hemorroides no son más que varices, por lo que como la Moringa mejora la circulación de la sangre, provoca un efecto vasodilatador que mejora la zona sensiblemente.
  • Mejora la visión – No es que vayas a ver muchísimo mejor, pero al ser rica en betacaroteno, ayuda en algunos procesos.
  • Favorece la expulsión de la orina – Por lo que alivia la inflamación del riñón y la de las vías urinarias. También previene la retención de líquidos y los edemas. La Moringa favorece la eliminación mediante la orina de muchas toxinas.
  • Tiene un efecto reparador sobre las células hepáticas – Aumenta el contenido en proteínas, restaura los niveles de enzimas hepáticas, y reduce la inflamación.
  • Disminuye los síntomas de la Perimenopausia – La Moringa ayuda al equilibrio natural de las hormonas que se ven afectadas durante esta etapa. Da un aporte de vitalidad y energía, útil para afrontar estados de debilidad y fatiga
Conócete mejor:  Dolores de Cabeza en la Perimenopausia

Muchos de estos beneficios todavía se encuentran en estudio y los resultados no son concluyentes al 100%, por lo que te recomiendo que la tomes con precaución y, mucho mejor, que preguntes a tu médico si puedes tomarla y a qué dosis. debe ser utilizada con precaución y preferiblemente bajo acompañamiento médico. 

Efectos Secundarios de la Moringa

Si se consume esta planta en la dosis adecuada, no debe tener ningún riesgo para la salud. Pero, aún así, hay algunos efectos adversos que es necesario que conozcas. Y como te he dicho antes, consulta a tu médico ante la mínima duda, y especialmente, si estás tomando algún medicamento para un problema de salud en concreto, porque a veces, la moringa interfiere con ciertos fármacos.

  • No lo tomes si estás o crees que puedes estar embarazada. La Moringa es muy rica en vitamina A. Muy buena, en dosis normales, para el desarrollo del feto. Pero en dosis elevadas puede ser abortiva.
  • No la tomes si sufres de Hipoglucemia. Al reducir los niveles de azúcar en sangre, es muy buena para personas con diabetes o hiperglucemia. Pero si necesitas inyectarte insulina, debes consultar con tu médico. En el caso de sufrir de hipoglucemia, puedes padecer de desmayos, debido a que te baja el azúcar en sangre demasiado.
  • Si padece de Hipotensión lo ideal es reduzcas su consumo porque, entre sus beneficios, se encuentra el de reducir la presión arterial de forma natural.
  • Si tienes insomnio o te cuesta dormir por las noches, lo mejor es que reduzcas su consumo a partir de media tarde. Es un estimulante natural ( sin los efectos de la cafeína) por lo que es mejor tomarla por la mañana.
  • Puede provocar Policitemia que es la enfermedad opuesta a la anemia. Es decir, que puede provocar una subida de glóbulos rojos en la sangre, que es poco habitual, pero peligrosa.
  • Tiene un efecto laxante, que si eres estreñida, te va a ir genial, pero si te excedes en la dosis, puede provocar dolores de estómago, náuseas, diarreas…
  • Puede provocar acidez en el estómago si consumes más Moringa de lo debido o si la ingieres después de mucho tiempo en ayunas. Por lo que se recomienda consumirla junto a algún alimento.
Conócete mejor:  Caída del Cabello en la Perimenopausia

Por regla general, la Moringa es una planta muy segura a la hora de consumirla, aunque como cualquier suplemento natural, es mejor conocer todos sus efectos (buenos y malos) y saber si se puede ingerir o no.

En la mayoría de los casos, si sigues una recomendación y te adecuas a la dosis necesaria, vas a poder disfrutar sin problemas de este superalimento.

Recuperar Masa Muscular en la Menopausia

¿Te ha gustado este artículo?

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *